No lo intentes

No intentes nunca imaginar como será cualquier cosa. 
Sin que se tratara de un pensamiento obsesivo, ni siquiera recurrente en cierta demasía, pero lo cierto es que era algo que se hacía presente, en ocasiones vestido de deseo, otras de sueño y casi siempre con la ropa interior de la previsión.
Pensaba que la última etapa de la vida, una vez finalizada la época laboral,  independientemente de su longitud, la podría dedicar a vivir con cierta placidez. No pensaba en placeres ni viajes, fiestas, excesos u otras cosas de tipo parecido. Más que asumida mi soledad, pensaba simplemente en poder llevar una vida sencilla. Mis lecturas, mis paseos fotográficos, las conversaciones con los amigos. Cosas simples como "bajar" a la ciudad, recorrer el barrio antiguo, tomar un café al sol bajo la escalinata de la catedral, saludar a éste y aquel, ir al cine a ver una buena película...
Pues no. Ésta que debería ser la auténticamente llamada edad de merecer, transcurre entre pruebas diagnósticas y tratamientos; entre cabreos por la desatención actual del sistema de salud público y la constatación permanente de lo mal que se trabaja en general. Transcurre en el pesado soportar los errores. La ineficacia de las cosas adorna nuestros días. El transporte público al que tanto se señala como alternativa a los excesos y abusos del privado, es un caos. Otro caos es observable en la gestión de la pandemia, en las contradicciones entre las afirmaciones de los responsables de la salud y la de los científicos. 

Pensaba que la última etapa de la vida, estaría exenta del estrés que abundaba en la etapa laboral, pero no. Ahora hay ansiedad en el ambiente. Una ansiedad dañina que nos corroe. Las más simples de las cosas del día a día se convierten en una preocupación, porque nada funciona como sería debido. Nadie podía en aquel entonces cuando pensaba en como sería esta etapa, que llegaría un virus y una pandemia. Y para la gente mayor, dos años (y lo que quede) es una hoguera que quema por dentro. 
No intentes nuca imaginar como será cualquier cosa.

✽✽✽

Imagen de 👀 Mabel Amber, who will one day en Pixabay

Noxeus

Ricard Pardo. Em vaig guanyar la vida fent fotos. Mestre de res, aprenent de tot. La curiositat alimenta la meva vida. ◘ twitter instagram tumblr email

5 Comentaris

Nota: Solo usuarios identificados en Google (correo GMail) pueden comentar.
Puedes incrustar imágenes o videos en los comentarios mediante su URL. Se redimensionan automáticamente.
Las etiquetas [BBCode] para incrustrar son: [img]URL de la imagen[/img] y [video]URL del video[/video]

  1. Prefiero el estrés a la ansiedad.

    Ánimo.
    Un beso.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Te entiendo, aunque considero que son "primas hermanas"

      Elimina
  2. Lo has clavado. Imaginabas algo así, como muchos. La decepción, porque nada funciona, cuando nos prometieron que todo iba a ir mejor, pero...hay que hacerse la pregunta clave: ¿Por qué nada funciona como sería debido? Y cuando se haya encontrado la respuesta, hacer la siguiente:
    ¿Por qué nadie se hace responsable? Si nadie responde...antes que nos echen el marrón, tendremos que dar, en algún momento, la respuesta.
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Nosotros somos los responsables. Nosotros somos los que van a votar. Nosotros los que no pedimos rendir cuentas, nosotros los que alimentamos los vampiros. Y esto encaja con lo que te comento en otro hilo. Estamos manipulados, adormecidos, contenidos a base de caramelitos. Entretenidos con una política de partidos que mas se parece a una liga deportiva que un sistema serio de administración y gobierno. Engañados, si; pero incapaces de reaccionar.

      Elimina
  3. Tenemos lo que hemos votado.
    Da mucha rabia, pero es así.
    ¡Viva la tontería!
    Es en lo que estamos.

    ResponElimina
Més recent Anterior

Formulari de contacte