Morir en la Ciudad de la Luz

 

✽Si; horrorizado por la muerte de René Robert. 
Me invade la tristeza al pensar en lo que pueda suponer que un fotógrafo pueda morir tirado en una calle de la llamada "ciudad de la luz".
¡Que ironía !
El País, ABC, Las Provincias, 20 minutos, Publico.es, las televisiones... todos informan hoy de la muerte de este fotógrafo cuya obra más conocida posiblemente sean las series sobre el mundo del flamenco y sus figuras que enriquecen hoy el patrimonio de la Biblioteca Nacional Francesa en París. Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Aurora Vargas y otras luces del mundo del Flamenco inmortalizados por su cámara. 

Caerse en la calle a los 84 años de edad. No sabemos si por un tropezón o por un desmayo y permanecer en el piso durante nueve horas sin que nadie, absolutamente nadie, haga nada de nada, habla mucho de la bestia asquerosa en que se está convirtiendo esta sociedad. La Rue de Turbigo no es precisamente una calle de la periferia, ni está ubicada en un barrio marginal (si es que aceptamos que hay barrios marginales). 
Seamos valientes y preguntémonos como reaccionamos nosotros, si nos encontramos en una situación semejante. Estamos paseando por una calle concurrida, vemos alguien en el suelo, nadie hace ademán alguno de ayudar. ¿Es un indigente? Lo damos por hecho. Y aunque lo fuera, ¿qué? ¿Qué haríamos?

En un mundo superconectado, con dispositivos personales eficientes, ¿tanto cuesta hacer una llamada a los servicios de emergencia? 
Eso si, luego tenemos el sistema de notificación de cumpleaños, no sea que se nos pase, felicitar a los 2000 amigos que tenemos en Facebook. 

La noticia: | El País | ABC | 20 Minutos |


5 Comentarios

Nota:Solo cuentas de Google pueden comentar.
Puedes incrustar imágenes o videos en los comentarios mediante su URL.
Serán redimensionadas automáticamente).
Las etiquetas [BBCode] para incrustrar son:
[img]URL de la imagen[/img]
[video]URL del video[/video]

  1. Calla, calla...Leí ayer por la noche la noticia. Busqué en Le Monde y en Libération, no encontré a primera vista nada, no sé hoy. En pleno París, en el siglo XXI, en Occidente de UE y OTAN...pasa algo así. LO PEOR: la insensibilidad ciudadana. ¿Cómo puede pasar tantas horas un hombre abandonado en la calle? Si la insensibilidad -con una simple llamada telefónica se hubiera solucionado- cunde entre el común de los mortales ¿qué cabe esperar de su reflejo en los políticos? El mal está en la base, hermano. También tengo que decir, por contrapartida, que en lo que conozco de mi entorno la reacción cívica -no solo ciudadana- ante un hombre que cae en la calle es constructiva. No sé lo del fotógrafo. ¿Le tomaron por un clochard? Y si fue así ¿qué concepto tienen allí de los mendigos? No quiero ni pensarlo.

    He estado buscando fotos de René Robert y aparecen un montón de tema flamenco y andaluz, se ve que pasó por el país de los conejos o de las serpiente muchas veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...cunde entre el común de los mortales ¿qué cabe esperar de su reflejo en los políticos? El mal está en la base, hermano.
      Tienes toda la razón.
      Y tomarlo por un clochard es lo que suponen los medios que han tratado la noticia. Pero uno no puede dejar de preguntarse ¿Y qué, si hubiera sido un indigente? Es igual de grave.

      Eliminar
  2. Al mediodía de ayer conicí la noticia y se me heló la sangre...
    No tengo palabras!!!

    Un abrazo Ricard.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo primero que te viene a la cabeza es Podría haber sido yo

      Eliminar
  3. Hace apenas unos días estuve en París y me llamó la atención la gran cantidad de mendigos que hay en sus calles, pasando las noches al raso con un frío insoportable.
    Aquí, en mi ciudad, hay servicios nocturnos que reparten mantas y comida caliente, para quienes no quieren ir a los refugios que hay (hay personas que no quieren ir), pero allí no vi nada de eso.
    La noticia es tremenda, y lo que más me impacta es que nadie intentara ayudar o llamar a los servicios de emergencia.
    Mal va el mundo, mal vamos.

    ResponderEliminar
Artículo más nuevo Artículo más anterior