Cartas a Briana [2]

París, 20 de mayo de 1917

Querida Briana:

Ha sido una alegría saber que ya te has recuperado. Una fascitis plantar parece poca cosa, pero puede llegar a ser terriblemente molesta. Eres una mujer fuerte, aunque también muy activa. Ten cuidado, por favor. Manejas artilugios que al menos a mi me asustan. 
Y hablando de artilugios, me parece una fantasía que en Norteamérica  ya podáis hablar telefónicamente  de costa a costa y que en el Instituto ya tengáis esa posibilidad sin esperar más allá de unas pocas horas. Me hablas de que pronto será posible entre América y Europa y que formas parte del equipo que está investigando ese proyecto. Me parece una fantasía, y solo hago que preguntarme como debe escucharse la voz a tanta distancia. Me cuesta entender que la voz no se vaya apagando en el interior del hilo a medida que transcurren las millas. Increíble!
Si esto fuese una realidad, en vez de aquel triste telegrama, el pasado 14 de Abril, hubiera podido escuchar tu voz. Cumplías 27 años. Tengo miedo de olvidar esa voz dulce y tu conversación siempre serena y calmada. Tengo miedo de olvidarme de aquella risa cristalina de la hermosa adolescente que me robó el corazón. 
Pero... volvamos al presente. 
Denoto un cierto secretismo en esa noticia que puedo leer en tu última carta. Te conozco bien y pienso que cuando dices "estoy pensando en desplazarme a las cercanías de Boston" sin más explicaciones, quiere decir que es algo que tienes muy decidido. No dejo de preguntarme cual pueda ser el motivo. ¿Tiene que ver con la reciente llegada de tu hermano Ray? ¿Acaso no te complace tu trabajo en el Instituto de Física aplicada? Por favor, dime algo. La noticia me asombra y me inquieta. ¿Qué hay cerca de Boston, que motive tu traslado?

Es interesantísimo lo que me cuentas de la participación de vuestro instituto en los automatismos de esas luces eléctricas que controlarán los coches en los cruces de las ciudades americanas. Recuerdo haber leído que años atrás se instaló un sistema similar en un cruce de Londres pero que funcionaba con luces de gas. Al parecer hubo un accidente que dejó mal herido al policía que se encargaba de hacerlo funcionar y lo retiraron. Creo que difícilmente este sistema pueda sustituir el buen juicio de un policía situado estratégicamente y que puede observar el comportamiento del tráfico. Pero veo que en Nueva York ya lo están usando, evidentemente controlado por un guardia. Sinceramente, me parece increíble y además que propongáis el uso ya no solo de un sistema totalmente automático sino además añadiendo una luz ámbar que no acabo de entender bien que pueda aportar si no es complicaciones añadidas. Permaneceré atento a lo que desees explicarme.

Aquí los físicos no tienen en mente otra cosa que las armas. Que desgracia! Lo que está ocurriendo en este continente es un horror. Los alemanes ya no se conforman con gasear las trincheras con cloro sino que ahora aplican dos nuevos gases. Uno es el resultado de añadir óxido de carbono al cloro que venían usando. Al otro le llaman gas mostaza y es terrible. Ocasiona unas temibles quemaduras en la piel y los ojos. Dicen que puede llegar a ocasionar la muerte, pero está claro que en las contiendas bélicas es preferible herir que matar, por cuanto al herido hay que cuidarlo y resulta ser la mejor forma de debilitar la infantería. Tuve ocasión de visitar una sala de recuperación en el Hospital Militar de París y me costó mucho mantener una mínima entereza ante la visión de los afectados. 
Pero no quiero abrumarte con los horrores de una guerra que afortunadamente te resulta lejana.

La próxima semana parto hacia Portugal. Parece ser que tres pastorcillos afirman haber visto apariciones sobrenaturales. Esto ocurre en una pequeña población llamada Fátima. Desde que The Scotsman me incluyó en su plantilla he tenido jugosos e interesantes trabajos, pero te confieso que esto de Fátima, me parece una ridiculez, cosas de niños, que la iglesia católica magnifica.
Parece que se trata de dos niñas y un niño Lucia, Jacinta y Francisco. Afirman que han sido testigos de diferentes apariciones de un ángel que les enseña oraciones y les prepara para recibir la aparición nada menos que de la Virgen María. Esto viene ocurriendo desde el pasado año y ahora se reafirman en que el pasado día 13 se les apareció La Señora.
Sabes que estoy centrado en este tipo de periodismo incipiente que me gusta llamar periodismo de investigación, pero este tema... no me entusiasma.
Sinceramente, me gustaría mucho más poder ocuparme de otra noticia como la detención y juicio de esa mujer espía llamada Mata Hari. Como te conté, era el motivo de mi presencia en esta hermosa ciudad de París, pero Scotsman quiere que me centre en la guerra y sus consecuencias.  Aprovecharé  pues estos días antes del viaje, para recopilar fotografías de los daños causados por los bombardeos ejecutados con zeppelines, el pasado año. 

Dale muchos recuerdos a Ray y cuéntame cuales son sus proyectos en el nuevo mundo. Y por favor, explícame un poco más sobre tu traslado a Boston. Tienes que reconocer que ahora que estabas instalada, viviendo cerca del Instituto y en la compañía de buenas amistades, no puedo pensar otra cosa que debe tratarse de algo importante el motivo que te lleva a abandonarlo todo. 
Te acomodo en un rinconcito de mi corazón para susurrarte mi cariño.
Siempre tuyo,







4 Comentarios

Nota:Solo cuentas de Google pueden comentar.
Puedes incrustar imágenes o videos en los comentarios mediante su URL.
Serán redimensionadas automáticamente).
Las etiquetas [BBCode] para incrustrar son:
[img]URL de la imagen[/img]
[video]URL del video[/video]

  1. Vaya intensidad epistolar, no solo por la abundante información sino porque al emisor se le ve vibrante. Me gusta que la carta esté jalonada de acontecimientos del momento -teléfono, semáforos, física, las barbaridades de la guerra mundial, y hasta el capítulo de los tres pastorcitos: El 13 de mayo la Virgen María, bajó de los cielos a Cova de Iría, Ave, Ave, Ave María- porque uno se traslada al tiempo y a los lugares y a las incertidumbres del momento. Lo que me ha llegado al alma es lo de la fascitis, porque en una ocasión tuve en un pie y es de un incordio soberano. Con tratamiento de agua fría y agua caliente en barreños separados y durante unos días se doblegó, pero no recomiendo la tal fascitis -qué nombre de horror- ni al enemigo, bueno a ese sí.

    Sigue con más cartas.

    ¿Te he pasado un juego de carteo entre Maiacovski y sus mujeres que me traje en cierta ocasión? Por si no te paso el enlace:

    http://cartastransversales.blogspot.com/

    Saludos sin gas mostaza, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Muchas gracias por el enlace. Lo voy a disfrutar sin tardanza. Entiendo que se trata de algo de tu autoría, ¿Es así? En cualquier caso aterrizo ahí, así que pueda.

      Eliminar
  2. Me encanta la correspondencia epistolar que tanto practiqué con mis "amores" y que tanto disfruté escribiendo.
    Guardo archivadores repletos en la buhardilla que ningún día es el adecuado para quemarlos😂😂
    Es una forma única de relacionarse para el que lo ha vivido.
    Por eso disfruto leyendo estas cartas a Briana, donde la vida surge tan real, tan verdad y tan sencilla.
    Esa despedida, antológica.

    También tuve fascitis plantar. Un excelente osteópata me curó en tres sesiones.Nunca volví a sentir molestia.

    Un abrazo Ricard y buen día.

    PD. Me interesa el carteo que apunta Fackel entre Maiacovski y sus mujeres, me quedo con el enlace si no es atrevimiento🤔😜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Atrevimiento? Todo lo que se publica es eso: publico y por tanto a disposición de quien quiera aprovecharlo.
      Briana y Rolando son una pareja muy especial; o así creo. Poco a poco los iremos conociendo.

      Eliminar
Artículo más nuevo Artículo más anterior