Cincuenta años

Autor desconocido (Creative Commons)


Surfeando por las traicioneras aguas de la Web, he llegado hasta la noticia de que el correo electrónico ya ha cumplido medio siglo de existencia.
Fue el 11 de junio de 1971, cuando un tal Reymond Tomlinson se encargó de hacer algo que en aquel momento era inaudito: Mandar un texto desde una computadora a otra. Tomlinson, ingeniero electrónico, tenía dos computadoras en una misma habitación, y consiguió enviar el primer correo electrónico de una a la otra y probar hasta que punto era efectivo el protocolo que había diseñado. 
En aquel preciso instante nació la "arroba" que simplemente separaba en el envío el destinatario de la maquina receptora. Y por supuesto, aquel inventor, no tenía ni la más mínima intuición de que acababa de crear el mas innovador sistema de comunicación que cambiaría para siempre el concepto "correo"






Compartir mediante:

7 Comentarios

Nota:Solo cuentas de Google pueden comentar.
Puedes incrustar imágenes o videos en los comentarios mediante su URL.
Serán redimensionadas automáticamente).
Las etiquetas [BBCode] para incrustrar son:
[img]URL de la imagen[/img]
[video]URL del video[/video]

  1. Bien por él. Nos facilitó mucho la vida comunicativa.

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay pioneros. Naturalmente, sin intuir con claridad el territorio descubierto.

    ResponderEliminar
  3. Que raro que una cosa tan efectiva no se descubriera por casualidad.
    Sabes si eso fue antes del fax? El fax también fue un súperinvento, pero el mail lo ha confundido con un superalimento, y se lo ha comido
    Saludos
    Este blog es nuevo no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el fax fue antes. Tenía uno en mi estudio, bastante antes de que llegara Internet y el email.

      Eliminar
  4. Hombre, yo creo que sí sabía lo que había inventado, lo que no sabía es la deriva que tomaría.
    Como pasa casi siempre. :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Según él mismo explicó, en aquel momento solo pensaba en la posibilidad de tener conectadas computadoras, por ejemplo, de una empresa. No pensaba en nada más. El alcance que aquello podía tener se pensó más tarde y dio lugar a los llamados servidores de correo y sus protocolos SMTP, POP3 e IMAP, que aún se utilizan.

    ResponderEliminar
  6. Creo que no pudo, en aquel momento, ser consciente del alcance de su proeza.
    Leí sobre él, cuando le dieron el premio Príncipe de Asturias (hasta entonces no tenía ni idea) y me llamó la atención por qué escogió la @

    Besos.

    ResponderEliminar
Artículo más nuevo Artículo más anterior