dissabte, 22 de gener de 2022

Cartas a Briana [1]

Hospital militar de emergencia durante la epidemia de Gripe Española. Camp Funston Kansas Estados Unidos.
/ Foto: Museo Nacional de Salud y Medicina

Praga, 7 de enero de 1917

Mi querida y añorada Briana:
Ya se han cumplido tres años desde nuestra separación. Mi corazón sigue latiendo sobre nuestro amor del mismo modo en que reman los barqueros remontando el rio Moldava. Sin el rio no habría nada que remar y sin tu recuerdo, nada que latir. 
Te agradezco infinito que me facilitaras tu dirección y me alegra enormemente saber de tu coraje y valentía. Estoy convencido de que serás, ya no solo una de las pioneras de la ciencia física como mujer, sino también una investigadora destinada a codearse como mínimo con la Sra. Curie que tanto admiras, o quizás a superarla.
La madurez nos lleva a entender como nuestro amor de adolescencia se ha ido convirtiendo en una relación que ni tu ni yo nos atrevemos a clasificar. Pero eso no importa. Importan los votos que nos hemos ofrecido y el hecho de que a pesar del tiempo y la distancia, permanecemos en el corazón del otro. Me siento muy dichoso por esto. Hubo un tiempo, en nuestra adolescencia, donde no podíamos imaginar vivir el uno sin el otro. Pero maduramos y nos dimos cuenta de que ese amor de pareja, era posesivo y limitador. Desplegamos las alas sin dejar de querernos y descubrimos la belleza de ese cordón de platino que nos mantiene unidos. Descubrimos la inmensa alegría de los reencuentros y esta sublime forma de vivir el amor sin promesas. 
Estoy en Praga, recabando notas y tomando apuntes sobre la ciudad. Nunca son suficientes para enriquecer la novela que estoy escribiendo. Y en este orden de cosas me enorgullece explicarte que he adquirido una cámara Kodak Brownie Pocket Folding Num.2 así como los artilugios necesarios para revelar las películas. De ese modo puedo comprobar que mis tomas han sido correctas y dejar la realización de las copias en papel,  para cuando vuelva a nuestra querida Edimburgo. No puedes imaginar como extraño el olor rancio de las calles de Blackford. En Praga solo he encontrado un proveedor fotográfico y los pedidos, en ocasiones demoran quince días. 

Son tiempos convulsos. Nos ha llegado la noticia de que finalmente, después de tantos meses de guerra, la llamada batalla de Verdún a finalizado. Se habla de más de 700.000 muertos. Dicen que Francia es la vencedora, pero yo me pregunto si en un conflicto como este se puede hablar de vencedores. Quizás no sea casual que una rareza como Rasputín haya muerto. Parece como si estuviera deseando abandonar este mundo tan conflictivo. 
Y hablando de rarezas, el pasado 30 de diciembre, fui invitado a una conferencia realmente singular. Se trataba de una astróloga alemana que se hace llamar  Elsa Gorlizia aunque me informaron de que se trata de una tal Elsbeth Ebertin , natural de Görliz y de ahí su seudónimo. 
Esta mujer afirma que los tiempos convulsos no han hecho más que empezar. Dice que el próximo año se desencadenará una pandemia que matará más de cien millones de personas. Y lo más sorprendente o difícil de creer; afirma que en Alemania dentro de poco surgirá un "anticristo" de origen alemán que extenderá el horror por todo Europa y que se ensañará con los judíos. Según ella, este anticristo ya vive entre nosotros; dice que nació en Abril de 1889. —"Ni siquiera el gas de las trincheras ha podido destruir al monstruo"— dijo la enigmática señora. Las políticas en Alemania están revueltas; más ahora tras la derrota en Verdún, pero sinceramente no veo como puede surgir de la nada algo como lo que describió la astrologa y vidente. No creo en estas cosas. Sin duda este siglo será glorioso a pesar de su mal comienzo.

Me gusta saberte tranquila en tu nuevo país que parece alejado de estos tiempos distópicos, aunque tengo entendido que en New York, hace un frio que rompe cañerías. Te envío todo mi calor. Déjame fundirme en un abrazo inacabable. Déjame escuchar tu corazón y sentir tu aliento. 
Siempre tuyo, 







dimecres, 19 de gener de 2022

Como un prisma

—Harías bien en distinguir y separar mis tres facetas porque soy como un prisma irregular y el resultado de la refracción de la luz que se proyecta sobre tu mente es ligeramente diferente según desde que lado me atraviesa.
 
La entidad (a la que llamo El Otro) se manifiesta como una pirámide de cristal, pero irregular; es decir, su base no es un triángulo equilátero, sino escaleno. (Difícil de encontrar incluso para la foto) Pide por lo tanto que siempre se distinga sobre que lado de sus tres caras piramidales incide principalmente la luz (conocimiento).

—Siempre deberías nombrarme en función de la cara sobre la cual incide la luz. Una para An'ya, otra para el que llamas El Otro y una tercera, Oka-no para la última faceta. Sabes que An'ya es destacadamente espiritual al tiempo que se aleja de cualquier forma de religión. El Otro está impregnado de la sabiduría popular valora la tradición y exalta la vida. Oka-no, se alimenta exclusivamente de las ciencias. No cree, solo conoce y desconoce. Sin embargo las tres facetas son de una sola pirámide. Y por supuesto en muchas ocasiones la luz incide en dos caras a la vez. 

Empezamos bien, me digo a mi mismo. Esto se complica. Ahora, además de estar atento al tenue susurro, deberé prestar atención y tratar de saber desde que faceta incide la luz y por lo tanto con que carácter se manifiesta. —¿Llegaré a tanto?— Tengo mis dudas.


—A los seres humanos no os gustan afirmaciones como la que dice que la enfermedad es equiparable a las experiencias emocionales como el amor de pareja, la perdida de un ser querido o la misma paternidad/maternidad. Y sin embargo son equiparables. Evidentemente equiparable no significa iguales y las experiencias mencionadas tienen tonos totalmente diferentes. Sin embargo cuando se experimentan pasan a formar parte de tu activo vital. Es lo que la experiencia, también conocida como vivencia,  te ofrece para sentir la vida con más intensidad. La enfermedad es una de las mejores posibilidades para amarte, para comprenderte; en definitiva para crecer en valores humanos. Algunos enfermos tienen una relación amorosa muy incrementada con su cuerpo durante el proceso. Esto, además de amplificar sus capacidades para sanar, también consigue que entienden mejor lo que es vivir, lo que es la vida. En este sentido y aunque ni por asomo sea igual de agradable, aporta valores similares a la experiencia del amor, de la paternidad, de la camaradería entre los amigos. 

Vaya! no me digas An'ya que eres de los que creen en que el dolor redime...

—Por favor... para eso tendría que creer primero en el concepto de pecado o culpa y sobre tendría que aceptar ese estúpido tema judaico-cristiano de la culpa original. Ni he dicho, ni he insinuado nada que se parezca, pero si quieres te hablo del dolor y el sufrimiento. 

Bueno. Ya me asustas, pero dime lo que tengas que decir. Sabes como nadie cuando te presto atención y cuando no. 

—No hay enfermedad sin dolor. En mayor o menor medida y a pesar de los avances médicos. Es algo que creo que ya sabes a nivel personal. Pero ahora no quiero referirme a un individuo enfermo, sino a otra clase de enfermo. Lo que quiero decirte es que la sociedad -las sociedades- están enfermas. A la comunidad humana le ocurre algo parecido a lo que le ocurre a un ser humano que se sobrealimenta. Ese individuo es más que probable que desemboque en enfermedades endocrinas y cardiovasculares. Y entra en un circulo vicioso del cual realmente es difícil salir. A la humanidad le ocurre algo semejante; no hablo de la comida que precisamente escasea en ciertos lugares, no. Hablo de lo que alimenta y ofrece la energía necesaria para el mantenimiento de la sociedad como un cuerpo. Un cuerpo sano. Hablo de la energía que ofrece el orden, la jerarquía de valores, la solidaridad. Cosas como estas son el auténtico alimento que nutre las células de la sociedad. Lamentablemente, al igual que un individuo, la sociedad se alimenta de comida basura: libertinaje y su consecuente desorden, la mofa de los valores éticos, la amoralidad, el individualismo egoísta. Ahí tienes el gran supermercado de las noticias falsas, bulos que también llaman fake news: las Redes Sociales. Auténticos McDonald's repletos de comida basura para la sociedad. Ahí están también, los medios deshonestos, los políticos corruptos, los señores feudales modernos que resultan ser las grandes corporaciones...etc. Todos ellos componen un menú de comida basura que no consigue otra cosa que engordar y estropear las células sociales. 
La sociedad está enferma y empezará a sufrir. El dolor es una cosa, dicen que inevitable. El sufrimiento otra, dicen que optativo. Pero yo te avanzo que no va a haber opción que valga. La humanidad sufrirá el dolor. Inevitablemente.
La enfermedad ya se está manifestando. Lo puedo ver en la incapacidad para afrontar la crisis climática, lo puedo ver en el aumento del fascismo, lo puedo ver en el aumento de los flujos migratorios, lo puedo ver en la incapacidad para solucionar las hambrunas, lo puedo ver el el aumento de los negacionismos de toda índole. Y son solo pequeños síntomas que incomodan y que poco a poco conforman el escenario perfecto para la obra fianl. Dentro de muy poco serán dolor. Dolor inevitable.Del que hace sufrir. 

Como suele hacer An'ya se volatiza en mi mente y desaparece súbitamente.
 

diumenge, 16 de gener de 2022

La Luna del lobo



La primera luna llena de 2022, es conocida como la Luna de Lobo, en muchos lugares del hemisferio norte. Tendrá lugar este 17 de enero. 
¿Qué es una Luna de Lobo?
Distintas culturas dieron nombres a las lunas llenas. Nombres que guardaban relación con peculiaridades del mes en que tenían lugar. En las noches frías de enero, el aullido de los lobos se podía escuchar en los pueblos y ambientes rurales tanto de Europa como de América. La gente solía creer que los lobos aullaban a causa del hambre en la época invernal, pero ahora sabemos que los lobos, en general, usan sus  vocalizaciones para comunicarse entre ellos, reforzar sus vínculos sociales e incluso para coordinar las partidas de caza que casi siempre llevan a cabo en manada. 
Anteriormente incluso se creía que los lobos le aullaban a la Luna y por ese incremento de manifestaciones en el invierno a esta luna llena se la empezó a conocer ampliamente como la Luna de Lobo.
Pero como era esperable, no en todos los lugares se la llama igual y tampoco es invierno en el mismo mes. Las lunas llenas se llaman de otra manera en otras culturas. Algunas personas no dieron tanta importancia a los lobos y resaltaron otras peculiaridades del mes. Por ejemplo: En China se la conoce como la Luna Festiva. Las tribus nativas de América del Norte la conocen como la Luna Vieja, excepto el pueblo Cheroqui que muy acertadamente la llaman Luna Fría. Los antiguos celtas la llamaban Luna Tranquila
Y en hemisferio sur, la Luna de Enero no corresponde a una estación fría, muy al contrario, coincide con la época de más calor. Quizás por eso toma nombres como  Luna de Heno, Luna de Ciervo, Luna de Trueno, o Luna de Hidromiel.

En los momentos  en que escribo esto puedo ver una Luna en Nordeste,  con una redondez casi perfecta, pero el momento de plenitud y perfecta oposición con el Sol será mañana a las 23:48 GMT lo cual significa que para nuestro uso horario (hora de Madrid) será ya el día 18 a las 0:48.
En la mayoría de los años, ocurren 12 plenilunios, pero algunos tienen 13, como ocurrió por última vez en 2020. La siguiente luna llena será el 16 de febrero.